ENRIQUE IGLESIAS O DE COMO LA SEGURIDAD HA DE ESTAR POR ENCIMA DE TODO

Los riesgos de los multicópteros son conocidos por los profesionales del sector, pero no tanto así por los usuarios que los ven prácticamente como juguetes, sin valorar correctamente el riesgo que conlleva el usarlos inadecuadamente o no respetar unos mínimos de seguridad en su manipulación.

Los foros de Radio Control y en los de profesionales del sector están llenos de imágenes de dedos gravemente dañados por no actuar dentro de unos parámetros de seguridad básico. Pero cuando quien resulta afectado es una primera figura internacional, el asunto salta a los medios de comunicación, quienes se hacen eco.

Enrique Iglesias estaba manipulando un multicóptero en vuelo, concretamente un DJI Inspire, un dron diseñado para grabar y extremadamente estable. El cantante, y al parecer no es la primera vez que lo hacía, movió el dron en vuelo. El resultado fue que el aparato hizo un extraño para tratar de recuperar la horizontalidad y en el proceso hirió en la mano al artista, como se recoge en el vídeo enlazado a continuación.

https://youtube.com/watch?v=967xo4FzySo%26w%3D215%26h%3D136

 

Por desgracia no es un caso aislado. En el programa de El Hormiguero, hace dos años, el espectáculo estuvo a punto de convertirse en tragedia. Pretendían levantar a una persona con dos helicópteros y lo consiguieron, pero se perdió el control y uno de ellos estuvo a punto de impactar contra el público.

 

 

Por este motivo hemos reunido un decálogo con medidas de seguridad básica para evitar este tipo de accidentes, pues solo con seguir estos consejos la posibilidad de sufrir percances con los multirrotores se reducen drásticamente.

DECÁLOGO DE SEGURIDAD

1) La distancia de seguridad mínima con un multirrotor en vuelo debe de ser de 5 metros. La aconsejada, de 10 metros.

2) Un multirrotor jamás debe de ser manipulado en vuelo. Los sistemas de control de estabilidad en vuelo, combaten cualquier acción externa para tratar de recuperar su posición original. Por este motivo se produce el accidente de Enrique Iglesias en la plaza de toros de Playas (Tijuana)

3) Si por circunstancias de emergencia extrema el multirrotor tuviese que ser manipulado en vuelo, siempre se usarán medidas de protección, tales como guantes anticorte, máscara de seguridad y gafas. Jamás se expondrán partes del cuerpo desprotegidas y/o desnudas.

4) Una vez en tierra, antes de acercarse al aparato, los motores deben ser bloqueados (electrónicamente).

5) Antes de recoger el aparato se deben de desconectar las baterías.

6)  Las baterías de los multirrotores son extremadamente delicadas e inflamables. En caso de accidente de un multirrotor, de tener los conocimientos adecuados se procederá a desconectar las baterías. En caso de no estar capacitados para manipular el aparato y no tener medios de extinción específicos, se mantendrá distancia de seguridad y se avisará al servicio de emergencias (en España el 112).

7)  Nunca intentar apagar el fuego de un multirrotor usando agua o extintores con agua. Por un lado los compuestos químicos de las baterías reaccionan violentamente y, por otro,  los drones funcionan con amperajes nada despreciables y el agua puede fácilmente provocar más cortocircuitos que empeoren la situación.

8) Para extinguir el fuego en un multirrotor se emplearán extintores de polvo ABC o extintores de  CO2. Los extintores de gases inertes o halogenados solo deben de ser empleados por personal cualificado.

9)  En caso de tener acceso a un simulador de vuelo, es recomendable practicar y familiarizarse con los mandos en primera instancia. Una vez en vuelo nunca ha de perderse de vista el aparato. En ningún momento, bajo ninguna circunstancia ha de apartarse la vista del dron, aunque estemos ayudados de sistemas de altimetría y posicionamiento GPS.

10) Antes de despegar tu aparato, comprueba con su manual el peso en vuelo y considera su peligrosidad. Algunos de los drones que hoy en día se encuentran a la venta pesan incluso menos de 16 gramos, y son aptos para ser volados en interiores tomando las debidas precauciones, pero otros modelos de venta al público superan el kilo en vuelo y pueden llegar a provocar heridas muy graves e incluso la muerte.

11) Antes de iniciar el vuelo hay que asegurarse de que todos los elementos del aparato estén correctamente fijados. No es la primera vez que en pleno vuelo  una pieza cae o que una hélice dañada estalla. La verificación es muy importante, no es llegar al campo de vuelo, meter la batería y a volar. Hemos de seguir un procedimiento de seguridad prefijado con cheklists para detectar problemas ocultos a priori.

12) Un multirrotor es un aparato que empleado de la forma correcta es tanto una herramienta de trabajo idónea, incluso divertida y que proporciona un elemento diferenciador tecnológico. Pero nunca se debe de manipular sin la debida formación.

13)  Para tareas profesionales, siempre se ha de contar con un piloto profesional que pueda acreditar su certificación oficial y contratar una póliza de seguros que cubra los daños a terceros que pueda causar el aparato en la operativa.

14) Las leyes y recomendaciones no están pensadas para molestar, sino para garantizar la seguridad tanto de los aparatos como de las personas y bienes. Existen tanto normativas internacionales como nacionales sobre el uso de drones. Conocerlas es imprescindible.

15) En todas las comunidades autónomas hay clubes de vuelo en los que personas que normalmente llevan practicando mucho tiempo pueden ayudarte a volar tu dron con las medidas de seguridad adecuadas. Si quieres pasar de ver los multirrotores como un juguete a que se constituyan como una afición apasionante, o incluso con la debida formación, en una salida profesional, no dudes en acercarte por dichos clubes.

Deja un comentario